Enrique García Carrilero, entre Valencia y Soria

 

(Pulsar para ampliar las fotos)

 

En nuestra web, soria-goig.com, tenemos publicados dos trabajos sobre este pintor notable quien, aunque nacido en Valencia, estuvo vinculado a Soria hasta su muerte. Enrique García Carrilero nació en Valencia en el año 1900 (1), hijo de Roberto e Isabel. Estudió Bellas Artes en la Escuela de San Carlos, en Valencia. Siguiendo cronológicamente noticias aparecidas en algunos medios de la época, en 1925 según el Boletín Oficial. Zona Protectorado Español de Marruecos de 10-1-1925, estaba haciendo la mili (sirviendo a la patria en lenguaje de la época) en la Mehal-la Jalifla-na de Melilla.

La Correspondencia de Valencia, de 26-1-1927, indica que el pintor expone en el Ateneo Mercantil de Valencia, lo que señala que por esas fechas todavía residía en su ciudad natal.

En el año 1928, García Carrilero residía ya en Soria. El 22 de junio de ese año, fue nombrado profesor de Dibujo Artístico de la Escuela de Artes y Oficios de Soria con un sueldo de 4000 pesetas anuales(2), , noticias que da La Correspondencia de Valencia, de 2-6-1928. “Acaba de lograr una cátedra en Soria. Las oposiciones han sido muy reñidas”. Permaneció en la Escuela de Soria hasta 1933.

Ya en Soria, El Avisador Numantino, de 8-7-1931, da la noticia de una entrega de premios por García Carrilero, que era director de la Escuela de Artes y Oficios. Por cierto, premios que ganan, en Dibujo Artístico, los hermanos Juan y José Sanz del Poyo. Sobre todo Juan (Soria 1913-Madrid 1976)3 fue un notable dibujante, que dejó para la posteridad la Soria de la primera mitad del siglo XX. El mismo periódico, con fecha 26-12-1931, da noticia de que la Academia de Bellas Artes, presidida por el conde de Romanones, aprueba las propuestas para académicos de García Carrilero y José María Barrero.

En 1932, 5 de marzo, en el mismo medio soriano se lee que ha sido nombrado secretario de la Comisión Provincial de Monumentos de Soria, donde coincidiría con José Tudela, Blas Taracena y otros prohombres sorianos. Otra noticia de El Avisador Numantino (20-1-1934), informa que la Academia de Bellas Artes, a la que había sido admitido tres años antes como académico, le pensiona en la sección de Pintura de la Fundación conde de Cartagena. La beca le valdría para viajar por la península itálica, Bélgica, Francia...

El Avisador Numantino de 21-2-1934, al dar la noticia de que se leen las amonestaciones para contraer matrimonio con Faustina Brieva Bartolomé en San Juan de Rabanera, dice que es director de la Escuela de Artes y Oficios de Palma de Mallorca. El enlace se celebra en el Hotel Comercio, de Soria. La esposa, Faustina Brieva, pertenece a una acaudalada familia soriana, los Brieva Bartolomé, uno de cuyos miembros fue el propietario del Monasterio de San Polo, y otros emparentaron con la familia Ridruejo. Un año después, según noticia del periódico Labor de 24-6-1935, nace el único vástago, una niña, de nombre María del Carmen, sobre la que volveremos.

En 1935, 30-11, el Diario Palentino da la noticia de la toma de posesión como profesor de Dibujo Artístico y Composición Decorativa de la Escuela de Artes y Oficios. Era entonces primera medalla de la Exposición Nacional y “persona de relevantes méritos”. Mientras vivió en Soria, en las décadas 1920/1930 y después de su jubilación, participó activamente en las manifestaciones culturales, como el Ateneo de Soria.

Veamos ahora la faceta política de Enrique García Carrilero. Hombre de izquierdas, fue miembro de la UGT-Soria y presidente de la Casa del Pueblo. La primera Junta Administrativa la componen: Enrique García Carrilero, presidente; Julián Vizmanos Moreno, vicepresidente; Diego López Cordero, secretario; Luis Arribas Martínez, vicesecretario; Fortunato Martínez Pascual, tesorero; Julio Soria y López de Cerain, contador; Florentino Blanco, Aurelio de Marco, Nicolás Alvarez, Venancio Santa María, José Barrrera, y Manuel del Río, vocales. La Casa del Pueblo de Soria tuvo su primer domicilio en el edificio número 3, piso 1º, de la Plaza de Bernardo Robles, siguiendo el criterio de los fundadores de estos centros, de buscar las zonas más céntricas para instalarse. Con fecha 29 de agosto de 1933, dirigido al gobernador civil, Segundo Miguel Esteruelas, secretario general de la Casa del Pueblo, certifica que en el libro de actas de la entidad, folio 21, consta la elección por la Junta General, de la siguiente directiva: presidente, Enrique García Carrilero; vicepresidente, Escolástico Huerta; secretario, Tirso Ontiveros; tesorero, Miguel Esteruelas; contador, Fernando Fernández, y 7 vocales en representación de las distintas agrupaciones que integran esta Casa (4). Florentino Blanco y Nicolás Álvarez fueron fusilados días después del 18 de julio. El resto padecieron responsabilidades políticas, multas, embargos y todo aquello a lo que acostumbraban los fascistas sublevados.

Fue denunciado por dos conocidos sorianos e inmediatamente detenido el 22 de julio de 1936. Enrique García trabajaba por esas fechas en Palencia, pero al ser periodo vacacional, lo más probable es que estuviera pasando el verano en Soria con su mujer e hija. Al parecer, y según la denuncia de “dos juristas sorianos” había hecho comentarios hostiles a la llegada de los requetés a Soria. Su estancia en la cárcel fue recordada siempre por la solidaridad. La familia le llevaban abundantes alimentos que él, junto con Demetrio Ruiz, repartía entre los demás presos (5). Demetrio Ruiz, abogado, miembro de una conocida familia soriana, perteneció primero a las Juventudes y más tarde al Partido Socialista, era íntimo amigo de Enrique García.

Según el expediente procesal 5398 (6), el 15 de septiembre de 1936 ingresa en la prisión de Soria procedente de Comisaría, en concepto de detenido a disposición del comandante militar. Se ignora dónde pasó esos casi dos meses antes de ingresar en prisión. Comienza un peregrinaje a otras cárceles de Soria o de otras ciudades. En Soria estuvo en la de Santa Bárbara y en la del Fielato El cinco de enero de 1938 se une su expediente al de Dionisio González y “el individuo” queda a disposición del delegado de Orden Público. El 16 de febrero del mismo año reciben en la prisión oficio del teniente coronel juez instructor José Gómez Layna manifestando que en el día de ayer dictó auto de procesamiento. El octubre del mismo año se anota en la sección de “vicisitudes”, que asiste al consejo de guerra en virtud de orden del teniente juez instructor señor Latorre. Siguen los apuntes en vicisitudes y así, el 18 de septiembre de 1939 quedan enterados en Soria de que le están haciendo expediente de Responsabilidades Políticas en Palencia. Un mes después, el 21 de octubre, se recibe informe de condena de 30 años de reclusión perpetua por el delito de rebelión.

“Según nota del Patronato”, el 15 de diciembre de 1939 se le abonan cuatro días de su condena por los dibujos que acompañan este trabajo y que se han conservado, al menos parte de ellos. En 1941 es trasladado a la prisión central de Burgos. En junio de 1946, día 26, le notifican el indulto, aunque tres años antes debía estar libre ya que, desde Valencia, el 8 de octubre de 1943, solicita a su antiguo lugar de trabajo copia de sus documentos y un mes más tarde, también desde Valencia, calle Ciscar nº 49, vuelve a solicitarlos. También podría ser que en esa dirección residiera su esposa e hija y él solicitara la documentación desde la prisión. Desde luego, en la década de los años 40 estuvo preso en el Monasterio de San Miguel de los Reyes (Valencia), donde perteneció al Taller de Artes Plásticas que allí se formó. En 1948 solicita a la Escuela de Oficios de Soria un “certificado acreditativo de su conducta profesional, moral y religiosa durante el tiempo que perteneció al Claustro y testimonio de profesores”. No se indica desde qué localidad (7).

En 1956 se fundó el Grupo Velázquez en Madrid, estaba formado por: Antonio Casero, Enrique García Carrilero, Domingo Huetos, Antonio L. Pinero, Rogelio García Vázquez, José Pérez Gil, José Valenciano y Manuel Izquierdo Vivas. Como dice José Riquelme: “Todos se agrupan en torno al pendón velazqueño en un momento en que ‘el arte se ha ido deshumanizando cada vez más para apartarse de la representación de la realidad’ (Torres Balbás) y pretenden seguir la escuela de pintura del siglo XIX, cuando ‘la pintura es pintura y la escultura, escultura’ (Francisco de Cossío)” (8). O sea por esos años residía en Madrid, circunstancia que recuerda doña Inés Tudela, quien también afirma que parte de la condena la cumplió en una cárcel de Madrid que estaba en la calle del general Porlier. También recuerda doña Inés, que al ser muy amigo de su padre, cuando iba a escuchar misa a la iglesia de San Juan de Rabanera, acudía al jardín de la casa familiar de los Tudela para pasar un rato charlando.

Enrique García Carrilero permaneció siempre vinculado a Soria, ya que su esposa, Faustina Brieva Bartolomé era soriana, además de mantener muy buenas relaciones con la intelectualidad soriana de la época. De aquellas relaciones saldría, en 1965, una preciosa edición reducida titulada “Retratos y semblanzas de una tertulia soriana”. Los poemas se debían a Virgilio Soria. Los dibujos de los componentes fueron hechos por Enrique García Carrilero. Son personalidades de la Cultura soriana: Mariano Granados Aguirre, Agustín Muñoz Carrascosa, Agustín Pérez Tomás, Anselmo Romero Marín, Carlos Hinojar Pons, Clemente Sáenz García, Enrique García Carrilero, Epifanio Ridruejo Botija, Eusebio Brieva Bartolomé, Gervasio Manrique de Lara, Isaac Díez García, Jesús Calvo Melendro, José María Barbero, José Tudela de la Orden, Mariano del Olmo Martínez, Ricardo de Apraiz, Teodoro Rubio Jiménez, Teógenes Ortego, Gerardo Diego Cendoya. En el Museo Arqueológico Nacional cuelga de una pared un retrato de Blas Taracena, tras su muerte, que el director por aquellos años, Joaquín María de Navascués, encargó a García Carrilero.

Este pintor valenciano fue académico de la Real Academia de San Fernando de Madrid y de la Real Academia de San Carlos, de Valencia. Pero habría de vivir, ya mayor, el fallecimiento de su única hija, según la esquela del periódico ABC, el uno de agosto de 1975. María del Carmen García-Carrilero Brieva había casado con José Luis Caubet Iturbe. No tuvieron hijos. El pintor falleció en Madrid el 11 de enero de 1989. Su esposa le sobrevivió seis años y , también en Madrid, falleció el 3 de marzo de 1995.

En cuanto a su pintura, Antonio Ruiz Vega, en la revista Abanco, recordó que, en crítica de Bernardino de Pantorba la de García Carrilero era obra de “técnica vigorosa y franca, suelta y vibrante”, Camón Aznar añadiría: “una obra penetrante, transida de intimidad, de hondura psicológica”. Julián Marías, en la revista Celtiberia nº 14, y Agustín Muñoz Carrascosa, Celtiberia nº 26, amplían la figura y la obra de Enrique García Carrilero. Entre sus cuadros se recuerdan Viejo soriano, La Cañí, el tío Eustaquio, Campesinos de Soria, El velatorio, El tío Tomás.

Los dibujos que ilustran este trabajo fueron hechos en la cárcel de Soria y, por ellos, le redimieron cuatro días. Nos fueron remitidos por Julio García García, desde Méjico, su lugar de residencia, nieto de un primo hermano de García Carrilero, Manuel García Balari, cuyo retrato aparece también en este trabajo. A decir de Julio García, el retrato a su abuelo tal vez lo hiciera en Valencia antes del inicio de la Guerra Civil. En la actualidad está en posesión de un hijo del retratado, en Méjico.

     

  1. José Antonio Pérez-Rioja, en su diccionario biográfico de Soria, da como fecha de nacimiento la de 1905 pero, a la vista la ficha de la Prisión Provincial de Soria, y la página que le dedica la Fundación Pablo Iglesias, el año sería el de 1900.

  2. Antonio Hernández García. “La purga de Franco en el Magisterio Español”.

  3. Según el Diccionario Biográfico de José Antonio Pérez-Rioja.

  4. Fondos del Gobierno Civil (AHPSo).

  5. La Represión en Soria durante la Guerra Civil. Gregorio Herrero/Antonio Hernández. Soria, 1982

  6. AHPso.

  7. La purga de Franco en el Magisterio Español. Antonio Hernández García. 2015.

  8. José A. Pleguezuelos Sánchez. Instituto de Estudios Campogibraltareños. “Cruz Herrera y Cecilio Barberá.

 

© Isabel Goig Soler

 

 

Algunas notas sobre la vida y la obra del pintor Enrique García Carrilero, Antonio Ruiz Vega

“Retratos y semblanzas de una tertulia soriana”

La Casa del Pueblo de Soria

 

 

ESCRÍBENOS  esperamos vuestras Colaboraciones

© Aviso legal todos los textos de las secciones de Pueblos y Rutas, pertenecen a la obra general Paseando Soria
de Isabel y Luisa Goig Soler y tienen su número de Registro General de la Propiedad Intelectual: 00/2003/9219.
Los trabajos originales de Etnología, Historia y Heráldica también están registrados por sus autores.
Así mismo los textos de los libros de las autoras están protegidos con su correspondiente ISBN

página principal soria-goig.com