Trashumando recuerdos

 

 

https://vimeo.com/285783894

 

 

“El día en que ya no estemos
una suave brisa barrerá nuestros recuerdos”

 

Frases como la que encabeza este comentario aparecen en el magnífico documental “Trashumando recuerdos”, y también “Cuando el viento amaine quién contará que un día caminamos por este sendero desde los albores de la historia”. Son frases tristes, evocadoras, las que se usan para recordar algo que fue y ya no es, algo que, en el caso que nos ocupa, ha sido tan importante, ha tenido (mientras los tuvo) grandes privilegios, fue protegida y, desde hace años, perdida, al menos tal y como tradicionalmente se practicaba.

Son 150 minutos en los que no se quitan los ojos de la pantalla viendo paisajes magníficos, tareas solamente propias de los trashumantes y escuchando a quienes, durante años, bajaron caminando del norte a Sur. Y, por supuestos, el papel de las mujeres y los niños en soledad, en sus hogares, ocupándose ellas de todo lo que había que hacer en el pueblo: la tierra, los animales y, fundamentalmente, los niños y ancianos. Cuentan, entre otras anécdotas, cómo los niños cortaban las florecillas quitameriendas, esas que anuncian la necesidad de tomar el camino del Sur, para así tratar de engañar a la naturaleza para que el padre no se fuera. Pero era inevitable. El rebaño, precedido por los mansos con el zumbo, y cerrado por el zagal y el ayudador con las caballerías, era despedido por mujeres y niños con la mirada perdida y las mejillas mojadas.

Mientras las mujeres se ocupaban del trabajo y los problemas familiares, ellos recorrerían unos caminos que en ocasiones, pocas, se encontraban desaparecidos por que había sido roturados. En los pastos, del chozo al chozuelo y durante el día, cada cual con su hatajo, y en los ratos libres trabajos de madera, de cuero, de asta... Navidades en soledad, unos y otros. Ausencia en los entierros familiares, un durísimo trabajo este de las Trashumancia, para los de abajo y los de arriba.

El documental ha sido dirigido por Fundación Oxígeno, Joaquín García, Lalo Miguel y Francisco Martínez. Producido por la Fundación Oxígeno que también se ocupa, junto con Joaquín, Lalo, Francisco y Román Casado Miguel del guión. La edición es de Román Casado, quien también maneja las cámaras junto a Francisco Martínez Sáiz y Gregorio Méndez Sáenz. La música de Javier Pérez de Arévalo. La animación de Román Casado Miguel y la voz en off de Jokin Garmilla.

Han recordado la Trashumancia: Desiderio Serrano Serrano, Carmelo Serrano Izquierdo, María Isabel Burgos Martín, Víctor López García, Argimiro Rodríguez Villarroel, Benito García García, Juan García López, Fermín García Esteban, Demetrio González García, Antonio Serrano Serrano, Ramiro Monje Riaño, Felipe Hernáiz González, Joaquín Segura García, Víctor López García, Felisa Martín Rubio, Laurentino Pascual Gallego, Zósimo Villarroel Fernán, Lucio Fernández Gutiérrez, Silvina Burgos Martín, Eufemia Fernández Fernández, María Teresa Camarero Segura, Engracia Vega Cuevas, Sabina Hoyuelos González, Luisa García Alonso, Anselma Sáinz García, Melchor Rodríguez Díez, María Dolores Burón del Blanco, Rita Álvarez García, Victoriana Burgos Martín, Vicente Merino Calvo, Francisco Morgado Galet y por último Manuel Rodríguez Pascual, experto en Trashumancia, quien ve futuro en la actividad aunque, naturalmente, no como se practicaba hasta mediados del siglo XX.

https://vimeo.com/285783894

© soria-goig.com

 

volver a arte

©soria-goig.com