.

 

Un paraíso sin Eva

Ramiro Epifanio Frías Hernández "Epi"

Editado en Hebras de tinta
Año 2022

 

De nuevo viene Epi Frías a nuestra web con una novela más que original. Las anteriores adelantaban la consolidación de un buen escritor pero no terminaban de acercarse a la narrativa puramente novelada. En Nací trata de su propia vida y en Constitución, papel mojado, clama, como el propio título indica, por la indiferencia de quienes nos gobiernan por una carta magna que, en efecto, se ha convertido en papel mojado. En Un paraíso sin Eva Epi Frías ofrece una narración de altura, con muy buenas descripciones, de esas que el lector se sitúa justo en el lugar que el escritor le ha asignado. El tema no puede ser más original. Nada más trasladarse a un lugar solitario donde el protagonista quiere pasar el resto de su vida, aparece ante sus ojos un extraterrestre, un robot podríamos decir, con el nombre de Amigo le bautiza el autor, de cuya formación robótica muestra tener mucho conocimiento.

¿Quién no ha deseado ser invisible? ¿Quién no ha querido tener un amigo o ente superior y todopoderoso que lleve a cabo todos nuestros deseos? ¿Quién no ha soñado con una varita mágica para arreglar este mundo tan caótico e injusto? Eso es lo que Ramón, el protagonista, consigue de Amigo, el extraterrestre. Consigue levantar una casa en muy pocos días, desviar parte del cauce del río para un estanque y riego, conseguir animales y vegetación que irán conformando un a modo de Edén. Pero Amigo sabe qué piensa y qué desea Ramón, así este ente recorre el mundo colándose en los negocios turbios, entre asesinos y demás deshechos de la sociedad a fin de evitar cuando sea posible y remediar maldades cuando ya estén cometidas. Mientras, Ramón va escribiendo una novela que le requiere la editorial, administrando su tiempo de buena manera entre trabajos duros, recreo de la vista por lo conseguido aunque es consciente de que solo no lo hubiera podido hacer en años, comidas frugales, visitas de Amigo que periódicamente vuelve de sus tareas de enmendar el mundo y literatura.

Quienes conocemos a Epi sabemos que parte de lo narrado (si quitamos la parte esotérica o robótica) es su propia vida. Él también dejó la gran ciudad en cuanto le fue posible y se fue a vivir a Fuentelfresno a una casa en buena parte construida con sus manos, soleada y luminosa, y su pasión es la bicicleta y la naturaleza. Anuncia segunda parte que esperamos con impaciencia. En una de las solapas dice que si se quieren poner en contacto con él “para conocerlo y animarle a realizar una nueva publicación, pueden escribir a epifrias@gmail.com”.

soria-goig.com

La Constitución, papel mojado

Nací.

 

Biblioteca Sorianaindex autoresindex títulosescritoresgoig soler

inicio del web
© soria-goig.com